Los 'hackers' se fijan en los videojuegos como nueva vía para cometer delitos

Ocho millones de jugadores 'on line' se exponen a ciberrobos





El fallo de seguridad descubierto en la Playstation Network (PSN) ha reabierto el debate sobre si los datos de los internautas están seguros en la red. Los piratas informáticos continúan intentando introducirse en los ordenadores de los usuarios por las vías clásicas, pero han descubierto que los videojuegos en red pueden ser una puerta de entrada para lograr su objetivo. Solo en España, alrededor de ocho millones de personas disfrutan de juegos on line desde el ordenador, consola o teléfono móvil, por lo que pueden ser víctimas de ciberrobos. Hasta ahora el sector/entorno de los videojuegos no ha sido uno de los más castigados por los atacantes. Sin embargo, está empezando a convertirse en un blanco muy interesante y creemos que vamos a ver cómo esta tendencia aumenta en los próximos años», explica José Picó, analista de seguridad de la firma Taddong.
La prueba es que los piratas informáticos han tenido acceso todos los datos personales (nombre, apellidos, dirección de correo electrónico, contraseña...) de los 77 millones de usuarios registrados en el servicio PSN (red para jugar contra otros usuarios, descarga y compra de contenidos). Con estos datos, los hackers pueden enviar publicidad engañosa, hacerse pasar por los usuarios, acceder a otros servicios que usen la misma contraseña... Y, si el jugador introdujo su tarjeta de crédito en la cuenta, también pueden realizar compras a nombre del titular.
El ataque lo ha sufrido Sony, que tiene tres millones de cuentas en la PSN abiertas desde España (330.000 habían introducido su tarjeta). La organización de consumidores Facua aconsejó ayer a los usuarios de la PSN que anulen «de inmediato» su tarjeta bancaria y pidan una nueva. Es, afirma Facua, «una medida de precaución».
EL ÉXITO DEL MÓVIL / Según datos de la Comisión Europea, uno de cada cuatro adultos españoles juegan regularmente a videojuegos (solo el pasado año se vendieron 2,34 millones de consolas de nueva generación). A los usuarios habituales, hay que sumarles los que lo hacen desde el móvil (crecen día a día debido al éxito de los teléfonos inteligentes) y los que lo hacen a través de las redes sociales: el 77% de los usuarios de internet usan estos servicios, y el 22% de estos participan en juegos on line como el exitoso Farmville. «Cualquier tipo de software es susceptible de verse afectado por ataques informáticos», señala el jefe de producto de Symantec (Norton Antivirus), Miguel Suárez.
Los piratas se aprovechan de que los ciudadanos «cada vez tienen más vida digital», recuerda Vicente Díaz, analista de Kaspersky. Ya no es solo conocer el número de tarjeta de crédito, sino conseguir datos personales para cometer crímenes futuros. «A veces los ataques son para conseguir correos electrónicos para enviar spam o infectar el equipo. Hay que ir con cuidado», afirma Díaz.
Según los expertos, los españoles son cada vez más conscientes de que no hay que abrir cierto tipo de e-mails, pero se confían «en exceso» cuando las redes sociales están de por medio. Los consejos son los habituales: «Hay que hacer como hacemos en la vida real. Vigilar a quién damos nuestros datos, qué información compartimos y cuándo y, si tenemos que usar una tarjeta de crédito, asegurarnos que la plataforma es segura o utilizar una de las tarjetas especiales que las entidades bancarias expiden», recuerda Díaz.
MINIMIZAR RIESGOS / Pero en el caso de Sony la diferencia es que la culpa no ha sido de los usuarios, sino de la compañía. «Poco podemos hacer como usuarios en estos casos. Lo que sí que tenemos que intentar es solo compartir la información estrictamente necesaria y usar contraseñas distintas para cada servicio para minimizar riesgos», recuerda Suárez.
El de la Sony no ha sido el único caso de ciberataque de esta semana: Microsoft reconoció intentos de phishing (robo de datos) a través del servicio Xbox Live. «Solo ha sido un intento de una práctica habitual. Todos nuestros datos están encriptados», señalan fuentes de la compañía. «Es otro ejemplo más que demuestra que los fabricantes deben revisar a conciencia si sus redes presentan vulnerabilidades», recuerda Picó. De cara al usuario, el consejo es tomar «las precauciones necesarias», siempre recordando que en el futuro televisores, cámaras, tabletas, consolas, teléfonos... estarán interconectados a través de internet.

0 comentarios:

:)