Relatoría corta "Rico, Rico, Riquisssimo!!! Fusión de Sabores sin Interrogantes

20:58 Goyo Garcìa 0 Comments


Relatoría Corta de Sahasrara Swadisthana.
Fotografía de  Gregorio García Betancourt.

Ric, Rico, Riquisssimo!!! Fusión de Sabores sin Interrogantes
"Hay sólo dos tipos de comida: la buena y la mala. Y sólo hay dos tipos de restaurantes: los buenos y los malos", palabras de Marco Beteta, uno de los más prestigiados críticos gastronómicos de México.



“El Capricho” es uno de los restaurantes más recientemente abiertos en la ciudad, específicamente vió la luz a principio de año. El lugar está ubicado en el km. 646 del Mirador Loma Batea camino a Microondas col. Lomas altas del Rodeo, con un horario de 8 de la mañana  a 5 de la tarde.

El lugar cuenta con una vista maravillosa, muy  acogedor, resulta interesante la combinación de naturaleza con el sentimiento de libertad crean una atmósfera agradable.

Me gusta lo bonito, “El Capricho”  (suena muy yo) desde que inicias el trayecto, la sensación de aventura se apodera de tus sentidos, entre  risas y una deliciosa charla, decidí ponerme en huelga…  este día no hare desayuno, a cambio los invito a disfrutar de un lugar mágico, con una vista impresionante, y que decir de la comida, digna de dioses, pues bien llegamos al lugar solo para nosotros , nos recibe Eduardo, un chico con una sonrisa que inmediatamente te hace sentir en familia, nos saluda y nos ofrece café, sin reparo dijimos “Si”, resulta que el café es de olla con un toque de chocolate y piloncillo, rico rico riquísimo, lo mejor acompañado de un delicioso pan horneado en el momento, calientito y con un sabor exquisito , si los olores pudieran percibirse al leer sería muy cool!!!  El viento haciendo de las suyas me desgreño todita, pero eso era lo de menos la verdad es que el entorno y la vista es de lo más bello.













La carta es clara: cinco básicos contundentes (huevos, chilaquiles, enchiladas, crepas y antojitos) más un menú para indecisos. Platillos únicos, y si algo si traes antojo de algo el chef te consciente. 


Elegí los huevos divorciados, (por aquello de la familiaridad) No me defraudo; cocidos en su punto justo: la clara, compacta; la yema, líquida y bien naranja. Y todo cubierto consalsas perfectas. Vienen acompañados por una canastita con frijoles fritos, si desayunase esos huevos todos los días la vida sería un poquito más jubilosa. 



Mis hombres se fueron a lo seguro chilaquiles, ambos platos bien servidos y con un sabor único definitivamente lo tienen que probar, Más que ingerir, degustamos, el tiempo paro, allí te olvidas de todo lo demás.


Es casi imposible imaginarse un desayuno sin cafecito por lo tanto ese seguía circulando por mi mesa, mi pequeño gigante no puede irse de un lugar sin probar el postre, unas crepas fueron lo que pidió y a juzgar  por sus bigotes de cajeta deduzco que le fascino su postre, pues solo probre los frutos que la acompañaban,.
Por lo demás, es un lugar muy agradable, acogedor, vista inigualable, sillas inconexas, raíces y mucha naturaleza.  El personal muy atento y amigables, es un ambiente muy acogedor.
A veces no es necesario salir de la ciudad para buscar aventura, solo es cuestión de ponerte en huelga y dejarte consentir.









Les doy las gracias por su buen hacer. Lo que hace grande un restaurant no es  su diseño, ni su ubicación, o su publicidad, son el buen trato, el equipo humano y su cocina las manos que ponen su amor en lo que producen y aquí, la gente reboza ilusión y pasión por lo que hacen, que se traslada del sueño al plato.


Vuelvo porque un me falta probar la comida y para ser honestos el lugar me atrapo, sin saber supo de mi debilidad por los patos, definitivamente le doy 5 estrellitas al lugar, prometo contarles que tal esta la comida =)











0 comentarios:

:)